¿Existe en el mundo un taller para los corazones rotos?

Estas todo estrujado,
carcomido y parchado.
Deliras, lloras
y te atragantas,
ante tanta historia.

Acabado, sumiso y renegado,
vives en el exilio argentino,
sosteniéndote de la grasa
de la inmundicia lejana.


A veces te oigo hablar,
a veces te oigo palpitar,
pero ya no te quiero escuchar.
Brincas por él:
¿Podrás brincar así por alguien más?
Cantas por él:
¿Podrás entonar en la soledad?
Escribes por él:
¿El talento vendrá?
Si mira como escribes de mal,
porque él ha dejado de soñar.

Dime: ¿Qué vas a ser?
Si tu final comenzó en Carlos Paz.
Dime: ¿Qué vamos a hacer?
Si todavía no lo dejamos de pensar.
Dime: ¿Qué vamos a hacer?
Si aún lo queremos tocar.

Rojo, sangrante y acabado:
¿Por qué no podías ser más cercano?
Rojo, sangrante y acabado:
Dime: ¿Qué hicimos de malo?
Rojo, sangrante y acabado:
¿Por qué lo amamos?

Pobre corazón,
tu única función era la de latir
y lo único que hice bien,
fue hacerte sufrir,
pero no podrás negar que fui muy feliz.

Rojo, sangrante y acabado:
¿Y si lo recuperamos?

Anuncios

10 pensamientos en “¿Existe en el mundo un taller para los corazones rotos?

  1. Ay Pichona,esta vez no voy a borrar el mje y te lo voy a mandar. No sé si hago bien, pero… te pregunto
    ¿Lo extrañás a él o a la ilusión que te daba?
    ¿Lo amás a él o al ensoñamiento de tener a alguien en quien pensar?
    Ay, bueno, sí, lo mando.

  2. Perder la ilusión es como haber perdido todo.
    La verdad es que es como perder lo que no tenés. Y creéme que sé de eso. No la veo hace más de dos meses. No paso más de 5 minutos con ella desde hace más de 8 meses. Y es grave… Pero estoy en una palabra resignado…Pq nos tocará eso? No sé, por lo pronto a seguir viviéndo.

  3. Ashiku: Yo tengo una pregunta: ¿Por qué soy “Pichona”? No es nada personal, ni mucho menos estoy molesta, es solo que nunca me han gustado los apodos, sobrenombres, ect. Mi nombre es Itzia, por favor 🙂

    Lo extraño a él y lo amo a él.

    Pero me da curiosidad: ¿Por qué piensa que no es así?

    Alejandro: Yo siento que si lo tuve, en momentos, pero lo tuve.

    Me alegra saber que a alguien le gusta lo que escribo. Gracias.

    Raúl: A seguir siendo.

    M: Toda mi vida.

    Gustavo: ¿Puedo ser miembra?

  4. “Pichona” es una forma de dirigirnos muy pero muy cariñosa,y con un tinte protector, acá por mis pagos. Mis papás cuando nos despedimos me dicen “chau Pichoncita”, mi hija es nuestra Pichonaza…
    Por lo general es desde alguien mayor a alguien más chico. Es tan común usarlo para mí como decir che, pero si te molesta.. ¡otra cosa más que deberé borrar antes de mandar jajajajaja!

  5. Ah, y yo odio los apodos, también. Esto es como decir querida, tesoro, corazón.
    Ay, qué difícil darle a la palabra el exacto significado, fiuuuu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s