No puedo forzarte a nada más

Forje cinco años de mi vida en una ilusión, en algo que existía en mi imaginación. La cuestión no es porque lo hiciste si no porque yo me lo hice. Hasta puede que haya manipulado la situación, obligarte a permanecer, obligarte a hacer, obligarte a cumplir con mi patrón. Que me hago la víctima para no afrontar que es mi culpa, que me lo busqué. Pero si soy tan cínica: ¿Por qué duele tanto?

Me lo creí, me lo creí y me gusto y lo soñé. Y lo hable… ¡Maldita sea, te divulgué! Di todo lo que pude haber dado, hice todo lo que pude haber hecho, te esperé, te busqué. ¿Por qué? Ya no importa.

Te enamoraste de nuevo, quiero creer eso, quiero creer que la amas y que por eso estas con ella, porque no podría con la idea de que seas tan idiota de estar con alguien que solo te gusta cuando amas a otra y te sabes correspondido. ¿Pero no es el caso, verdad? Perdona, todavía conservaba la ilusión. A veces cuando hablábamos, también estaba ella en una ventana emergente: ¿Qué tiene de raro que ahora solo sea su ventana la que esté presente? Porque solo soy un bicho raro, una más del montón, una fea que molestaba mientras era reemplazada.

No lo entiendo, pero fue tu decisión. Podría decirte que eres un patán, un gran hijo de puta, un imbécil en general. Podría decirte en menos de media hora todo lo que me dijeron que eras, todo lo que me dijeron que representabas y todo lo que yo quise que fueras. Podrías ser eso y más. Pero me quedare con la idea que tenia, con el Luciano que yo conocía, me quedaré con la metáfora de mi argentino, me quedaré con mi cuento de hadas de amor a distancia. Porque sé que no es tan imposible que aunque sea por un momento, hayas pensado en mí ya estando con ella.

Pero ante ti siempre fingiré que me resigno y que soy muy centrada.

Anuncios

5 pensamientos en “No puedo forzarte a nada más

  1. No sufrir es sugerencia, pero el tiempo no ayuda, pueden pasar años. Lo que ayuda es la voluntad…
    Llevo un año y medio y el proceso de desenamoramiento solo lleva un 3.0% de completado…Es triste, no? Pero es que yo soy quien no ha querido. Tendrás la voluntad??Saludos y un abrazo.

  2. La Candorosa: No son para nada simples, si la persona no los quiere ver como tal… ¿Es amor al fin y al cabo, no?

    Alejandro Terego: Yo estoy igual.

    Muerta: El tiempo no cura, crea un tejido en las neuronas para que la mente pueda preservar su cordura… (Estoy citando a alguien, pero no recuerdo a quien).

    Raul: Mi voluntad se fue al carajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s